Noticias

¿Qué es el Certificado de Edificio Seguro - Disposición 411/11?

¿Qué es el Certificado de Edificio Seguro - Disposición 411/11?

La Disp.411/11 propone un listado de verificación de las condiciones edilicias relativas a la Seguridad e Higiene. El Certificado de Edificio Seguro es expedido por un profesional en el área, luego de haber evaluado que las condiciones relativas a Seguridad e Higiene del edificio son correctas, y no suponen un riesgo para la salud de las personas que lo habitan.

La Disposición Nº 411/11 (Régimen Certificación de Edificio Seguro), en una norma dictada en materia de seguridad de los inmuebles que consten de más de una unidad de vivienda, afectados al régimen de Propiedad Horizontal (Ley 13512), en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. A los fines de prevenir y subsanar los riesgos que pudieran causarse a la vida y a la salud de los consorcistas y/o terceros por las condiciones de seguridad que se encuentre el inmueble.

La normativa establece que debe controlarse y certificarse el edificio en forma periódica, y dicha certificación deberá ser extendida por Ingenieros, Licenciados en Seguridad e Higiene o Técnicos matriculados, cuando se cumpla con todas las Ordenanzas Municipales aplicables.

En caso de no cumplimiento con alguna normativa, en el Informe inicial se establecerá un plazos no mayores a 180 días para efectuar las medidas correctivas correspondientes y se emitirá un Certificado de NO conformidad. Regularmente se realizan inspecciones de fiscalización hasta la obtención del Certificado de Edificio Seguro.

La inspección se realizará con una planilla cuyo modelo determinado que se encuentra en un Anexo de la Disposición. Entre los puntos a inspeccionar se encuentran los siguientes: Matafuegos y sistemas de protección contra incendio, Iluminación de emergencia, Plan de Evacuación, Calderas, Limpieza de Tanques, Control de potabilidad del agua, control de Ascensores y Montacargas, Conservación de Fachadas, etc.

Cumplida la inspección, el profesional extenderá un “Certificado de Edificio Seguro” que deberá exhibirse en espacio común y visible del consorcio. Para el cumplimiento de esta normativa, se crea el “Libro de Control de Seguridad Edilicia” a fin de efectuar el registro de la fiscalización en el inmueble.

El informe de Fiscalización Inicial que se asiente en el libro deberá prever –para el supuesto caso de algún incumplimiento– un cronograma de adecuaciones a las normas ya citadas, que no podrá exceder el plazo máximo de 6 meses.

 

Buenos Aires podría desaparecer

Buenos Aires podría desaparecer

Según un mapa interactivo elaborado por la National Geografic (NG), si el calentamiento global no detiene su ritmo en unos 5000 años derretiría toda la masa de hielo del planeta, que se volcaría al mar y cubriría ciudades tales como la capital argentina, Londres, Tokio, Lima, Nueva York, Barcelona, Shangai, Amsterdam y San Francisco, entre otras.

"Si seguimos añadiendo carbono a la atmósfera contribuiremos a crear un planeta sin hielo y con temperaturas promedio de 27 grados en lugar de 14" mencionaron los especialistas encargados de llevar a cabo la proyección de lo que podría ocurrir si se derriten los cinco millones de kilómetros cúbicos de hielo.

A continuación se muestra en siete mapas el detalle de lo que podría pasar en América del Sur y del Norte, África, Europa, Asia, Australia y la Antártida.
En lo que respecta a América del Sur, la cuenca del Amazonas en el norte y la cuenca del río Paraguay en el sur, se convertirían en las entradas del Atlántico, desapareciendo con Buenos Aires, la costa de Uruguay y la mayoría de Paraguay. Subsistirían extensiones montañosas a lo largo de la costa del Caribe y América Central.

En América del Norte, la costa atlántica se desvanecería junto con Florida y la costa del golfo. Mientras que San Francisco, California, se convertiría en un grupo de islas y el valle central en una bahía gigante.
En comparación con otros continentes, África perdería menos extensión de tierra, pero el aumento del calor la haría mucho más inhabitable. Ciudades como Egipto, Alejandría y El Cairo serían inundadas por el Mediterráneo.
Londres, Venecia, los Países Bajos y la mayoría de Dinamarca podrían sufrir las peores consecuencias en Europa.
Asia, China y Bangladesh, pobladas por cientos de millones de habitantes, se verían cubiertas por el agua, al igual que gran parte del litoral de la India.
En el caso de Australia, ganaría un mar interior pero perdería gran parte de la estrecha franja costera, en la que viven cuatro de cada cinco de sus habitantes.

Es importante que seamos conscientes del impacto que tienen nuestras acciones y pensemos si este es el mundo que queremos para las generaciones venideras.

 

La tendencia al teletrabajo y sus riesgos ergonómicos y psicosociales

La tendencia al  teletrabajo y sus riesgos ergonómicos y psicosociales

Como una nueva tendencia, muchas empresas abordan el teletrabajo como un beneficio a sus empleados. Pero que riesgos hay que evaluar detrás de esta modalidad?
Entendiendo el teletrabajo como: darle al trabajador la posibilidad de que un trabajo que podría ser realizado igualmente en los locales de la empresa se efectúe fuera de estos de forma regular mediante el uso tecnologías de la información (como telecomunicaciones y computadoras). De alguna forma, se trata de acercar el trabajo a los trabajadores, en lugar de llevar los trabajadores al trabajo.

Como cualquier otro trabajo, el empresario tiene la obligación de asegurar la seguridad y salud de los teletrabajadores y el teletrabajo conlleva una serie de riesgos que han de tenerse en cuenta: identificarlos, evaluarlos y prevenirlos.

A la hora de llevar a cabo la identificación de estos riesgos es necesario considerar las características “especiales” de los teletrabajadores. Entre los principales riesgos a los que se encuentra expuesto un teletrabajador se pueden destacar los siguientes:

  • Trastornos músculo-esqueléticos.
  • Fatiga visual.
  • Estrés.

Para evitar los trastornos músculo-esqueléticos es fundamental un buen diseño ergonómico del puesto de trabajo atendiendo a aspectos como: Mesa o superficie de trabajo, Silla, Teclado, etc.

Para evitar la fatiga visual hay que tener en cuenta: La iluminación, evitar reflejos y deslumbramientos, mediante una correcta ubicación del equipo informático y sus accesorios.

Desde el punto de vista psicosocial, el hecho de que el teletrabajador trabaje solo desde su casa, lleva asociado una serie de posibles riesgos que pueden derivar en diversas patologías, como el estrés. Para evitarlo se deben tener en cuenta distintas consideraciones como por ejemplo:

  • Organización del trabajo y horario establecido. Es fundamental una correcta organización del trabajo y el establecimiento de un horario para evitar un exceso de horas de trabajo que conlleven una sobrecarga para el teletrabajador.
  • Pausas. Al igual que en cualquier actividad, debe realizar unas pausas a lo largo de su jornada laboral.
  • Reuniones periódicas. Se deben fomentar las reuniones periódicas con el resto de trabajadores de la empresa para evitar el aislamiento.
  • Separación del ámbito familiar y laboral. Es imprescindible conseguir esta separación, en ocasiones complicada, al no existir una separación física.

Debido a sus características, puede ser difícil de llevar a cabo una buena gestión de los riesgos en esta formalidad de trabajo, debido a que los trabajadores no se encuentran en la empresa. Es por ello que resulta fundamental en estos casos la formación e información desde el punto de vista de la prevención de riesgos, tanto del empleado como para la empresa que este analizando comenzar con esta modalidad.